75 años del estreno de ‘El gran dictador’

Familia merideña amante del séptimo arte y de la Historia, el pasado 15 de octubre se conmemoraron 75 años del estrenó en EE.UU. de la primera película sonora del comediante, escritor, actor y dramaturgo británico Charles Chaplin (1889-1977), El gran dictador, un clásico del cine, uno de los filmes considerados una obra maestra del arte, famosa por el elocuente discurso del actor contra el fascismo al final de la película.
 
Chaplin era el único cineasta en Hollywood que seguía realizando películas mudas cuando el sonido ya estaba plenamente implantado en el cine, y esta fue su primera película sonora y la de mayor éxito. En el momento de su estreno, Estados Unidos todavía estaba en paz con la Alemania nazi, pero la película ya era una feroz y controvertida condena contra el nazismo, el fascismo, el antisemitismo y las dictaduras en general. En la película, Chaplin define a los nazis como “hombres-máquinas, con cerebros y corazones de máquinas”.


Chaplin era el único cineasta en Hollywood que seguía realizando películas mudas cuando el sonido ya estaba plenamente implantado en el cine, y esta fue su primera película sonora y la de mayor éxito. En la foto se aprecia a Chaplin ejerciendo funciones de director /Foto: Youwall.com

Chaplin interpreta dos papeles, el del dictador Adenoid Hynkel (clara parodia de Adolf Hitler) y de un barbero judío. Este último guarda muchas similitudes con el personaje más famoso de Chaplin, el vagabundo Charlot. Aunque no se especifica si se trata de él o no, generalmente se considera que en esta película se produce la última aparición de Charlot. El largometraje recibió cinco nominaciones en la 13ª edición de los premios Óscar, sin embargo no ganó ninguno.
 
Argumento y famoso discurso final
 
Un barbero judío que combatió con el ejército de Tomania (Alemanía) en la Primera Guerra Mundial vuelve a su casa años después del fin del conflicto. Amnésico a causa de un accidente de avión, no recuerda nada de su vida pasada, y desconociendo igualmente la situación política actual del país donde Adenoid Hynkel (Hitler) un dictador fascista y racista, ha llegado al poder y ha iniciado la persecución del pueblo judío, a quien considera responsable de la situación de crisis que vive el país. Hynkel y sus colaboradores, pretenden conquistar el mundo para lo cual han empezado a preparar una ofensiva militar. En el desarrollo de la trama el barbero es enviado a un campo de concentración del que logra escapar después de muchas peripecias, vestido con un uniforme del ejército de Tomania, pero debido a su gran parecido con Hynkel, los guardias fronterizos que lo detienen, lo confunden con él, mientras que Hynkel es detenido por error, al creer que es el barbero, por sus propias tropas. Así, el barbero, bajo la identidad de Hynkel, es conducido a la capital de Osterlich (Austria) para dar un discurso sobre el inicio de la conquista del mundo, la anulación de la libertad de expresión y el sometimiento de los judíos. Contrariamente a lo que se esperaba, el barbero pronuncia un discurso conmovedor, que contradice al de cualquier dictador, en contra de las políticas antisemitas de Hynkel, declarando que Tomania y Osterlich se convertirán en naciones libres y democráticas y haciendo un  llamado a la humanidad para acabar con las dictaduras. He aquí un resumen de lo que dijo:

“Lo siento. Pero yo no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio. No quiero gobernar ni conquistar a nadie, sino ayudar a todos si fuera posible. Judíos o gentiles, blancos o negros. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros; los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a los demás, no hacerlos desgraciados. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todos... El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las almas, ha levantado barreras de odio... Ahora mismo, mi voz llega a millones de seres en todo el mundo, a millones de hombres desesperados, mujeres y niños, víctimas de un sistema que hace torturar a los hombres y encarcelar a gentes inocentes. A los que puedan oírme, les digo: no desesperéis. La desdicha que padecemos no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen seguir el camino del progreso humano... El odio pasará y caerán los dictadores, y el poder que se le quitó al pueblo se le reintegrará al pueblo, y, así, mientras el hombre exista, la libertad no perecerá.


La foto corresponde a la escena final de la película, donde Chaplin en la piel del personaje Adenoid Hynkel (clara parodia de Adolf Hitler)​, proclama un conduntende discurso contra el nazismo y el fascismo, discurso que aún maravilla al mundo /Foto: Horesteon

Soldados: no os entreguéis a ésos que en realidad os desprecian, os esclavizan, reglamentan vuestras vidas y os dicen qué tenéis que hacer, qué decir y qué sentir... Soldados, no luchéis por la esclavitud, sino por la libertad... En nombre de la democracia, utilicemos ese poder actuando todos unidos. Luchemos por un mundo nuevo, digno y noble que garantice a los hombres trabajo y dé a la juventud un futuro y a la vejez seguridad. Con la promesa de esas cosas, las fieras alcanzaron el  poder, pero mintieron. Nunca han cumplido sus promesas ni nunca las cumplirán. Los dictadores son libres sólo ellos, pero esclavizan al pueblo... Todos a luchar para liberar al mundo. Para derribar barreras nacionales, para eliminar la ambición, el odio y la intolerancia. Luchemos por el mundo de la razón. Soldados: En nombre de la democracia, debemos unirnos todos”.


La fotografía corresponde a una escena de la película donde puede apreciarse al barbero judío que suplanta al dictador en el filme
 

Setenta y cinco años después, el mundo reedita el discurso de Chaplin por la sorprendente vigencia que tiene, en todo el mundo occidental los medios de comunicación no han cesado en hacer referencias al filme debido a la conflictividad política, religiosa y social que viven en la actualidad Medio Oriente, Oriente Próximo y algunas regiones de América Latina. El gran dictador es un relato elocuente de cómo el cine –y el arte en general– es capaz de sensibilizar a la sociedad en temas tan enconosos como el racismo, la represión, el autoritarismo y la intolerancia; a 75 años de su estreno, nos unimos a las voces que celebran su poderoso mensaje. ¡Saludos!
 

Otra de las escenas famosas de 'El gran dictador'
_____________________
Fuentes informativas
Sitios Web  

http://www.eluniversal.com/opinion/140219/el-gran-dictador
https://es.wikipedia.org/wiki/El_gran_dictador
http://www.radiomundial.com.ve/article/el-%E2%80%9Cgran-dictador%E2%80%9D-mensaje-de-chaplin-contra-el-fascismo-cumple-75-a%C3%B1os-pel%C3%ADcula
 
Imágenes
http://www.radiomundial.com.ve/article/el-%E2%80%9Cgran-dictador%E2%80%9D-mensaje-de-chaplin-contra-el-fascismo-cumple-75-a%C3%B1os-pel%C3%ADcula
http://josecarlosrincon.blogspot.com/2013/07/clasicos-inmortales-el-gran-dictador.html
http://www.dcine.org/especiales/imagenes-icono-de-la-historia-del-cine
http://theguaisforrafa.blogspot.com/2014/04/el-gran-dictador.html
http://culturacolectiva.com/charles-chaplin-la-vida-no-es-significado-la-vida-es-deseo/
 
Compilado por el equipo de Meridamia.net
El hogar virtual de la familia de Mérida
 

Imagen de admin
meridamia.net.ve

Profesionales, emprendedores, estusiastas y especialmente enamorados de Mérida, la ciudad universitaria por excelencia de Venezuela, donde la cultura, el arte, los espectáculos y la educación se mezclan en el día a día de sus habitantes.

Website: Hobbysoft

  • Comentarios

0 Comentarios

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Comentarios en Facebook